lunes, 20 de marzo de 2017

"De la salida al teatro al Día de la mujer", por Sara Fernández Ouanit

El día uno de marzo los alumnos de la clase de Literatura universal y de Dramatización nos fuimos al teatro Thalia, así sin tilde, a ver un montaje tan especial y diferente como su nombre, La crazy class. Nadie va predispuesto a ver algo tan logrado como eso, la mayoría piensan en algo común, una serie de actores que interpreta cada uno un personaje, con una decoración y un vestuario acorde a su personaje... Esto fue diferente, tan sólo cuatro actores, interpretando a doce personajes, y no eran precisamente fáciles, aunque a veces lo pasemos por alto. Cuando uno se embarca en este mundo tan infinito del teatro y decide ser actor, se lleva un trocito de cada personaje que interpreta, has de meterte en 'su mente', imaginar que no eres tú sino tu personaje, pensar cómo pensaría él, dejar a un lado tu propia personalidad, aunque a veces puedas darle un toque tuyo; por eso esta obra nos enseña como el teatro puede ayudarte en tu vida personal como actor, y es que siempre, absolutamente siempre que interpretas a un personaje, aprendes algo de él.
La obra se situaba en una clase de teatro. Resumiéndola muy por encima, había doce personajes que se correspondían con un militar chapado a la antigua cuyos unos valores eran un tanto arcaicos, dos "marujas" del pueblo, un adolescente con problemas para relacionarse, un padre que pasa por un momento difícil y su hijo, una chica vasca, una bailarina muy coqueta, un actor estancado, un torero que quiere reinventarse, un adolescente rebelde, y un hombre de negocios que lleva una funeraria.
Todos ellos se apuntan a teatro para intentar mejorar su vida personal, al principio reacios, luego muy felices. Representan Hamlet y es todo un éxito. También aparece una chica que representa dos personajes una limpiadora y una pirotécnica.
....
En una fecha tan cercana al día de la mujer no podía pasar por alto algunos detalles.  En algún punto de la obra reflexioné sobre nuestros derechos y la forma de ver a las mujeres de esta sociedad. En la RAE se nos representa como sexo débil. Esta obra muestra perfectamente como hombres y mujeres somos exactamente iguales, pues dos hombres actores que no tienen ni un ápice afeminado, ni son transexuales ni pretenden serlo, se convierten en mujeres por un momento y lo hacen a la perfección, Ser mujer no es algo físico,no es algo que se vea, es una actitud, ser mujer es algo mental, ser mujer es sentirse mujer. Tengas o no vulva y digo esto por el famoso caso del autobús de la Iglesia de hace unos días. Ya está bien de que se nos corten las alas, tenemos que ser fuertes y tenemos que estar unidas porque ésta lucha no sólo tenemos que llevarla a cabo las mujeres.

Reseña- comentario realizado por Sara Fernández Ouanit (4º ESO)


sábado, 11 de marzo de 2017


Esta semana hemos celebrado, como todos los años,  el Día Internacional de la Mujer. En el instituto contamos con la presencia de la autora Anna Rubio, que compartió con nuestro alumnado su pasión por la escritura y que deleitó a todos con la lectura de alguno de sus textos; además, nos contó algunas anécdotas sobre su estancia de dos meses en Shangai, gracias a haber obtenido una beca internacional para jóvenes escritores.
En nombre de todo el centro, le doy las gracias, y la invito a hacernos el regalo de volver pronto a nuestro instituto , que fue también durante tres años el suyo.
 Por cierto, en este mismo blog, con fecha 23 de febrero de 2010, publicamos su maravilloso relato Hipàtia, así que no dejéis de buscarlo y leerlo. Seguro que os gustará.


También en torno a esta celebración, los alumnos y alumnas han realizado distintas actividades para potenciar la toma de conciencia de la discriminación que, por desgracia, aún vivimos.


DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER, por Lucía Izquierdo.

El 8 de Marzo, Día internacional de la Mujer, es una fecha que se celebra en todo el mundo. Este día se conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona.


Se celebra des del 19 de Marzo de 1911. Hay cuatro hitos que marcan este día:
-La marcha de cientos de mujeres en Nueva York contra los salarios bajos y las condiciones inhumanas del trabajo.
-La conferencia Internacional de Mujeres en Dinamarca.
-La muerte de más de 140 mujeres inmigrantes en una fábrica de Boston.
-La declaración de huelga de las mujeres rusas en demanda de “pan y paz” frente a la primera guerra mundial.
Este año se cumplen muchos años luchando por aumentar la justicia social de la mujer.
Durante las últimas décadas, los derechos a la mujer han mejorado y avanzan en aspectos pero siguen estancados en demasiados lugares y sectores.
Ser mujer, todavía hoy, significa estar por debajo del nombre en muchos aspectos.




Mujeres que la historia esconde, por Ana Sopromazde y Salín Samsal
¿Cuántas figuras históricas femeninas habéis estudiado en clase en comparación con los hombres? ¿Qué cuentan los libros de historia o de literatura sobre la lucha de la mujer para llegar a tener la misma libertad de la que los hombres disfrutan? Muchos se olvidan del papel que las mujeres  han desarrollado a lo largo de los siglos y todo lo que estas han contribuido en el avance de la sociedad, las ciencias y el arte. Si nos detenemos a pensarlo, es natural que no sepamos de ellas si la misma historia se ha empeñado en silenciarlas y oprimirlas.
Pongamos un ejemplo, ¿A quién creéis que podemos agradecer que hoy dispongamos de ordenadores? Claro que el ordenador en sí lo creó un hombre (John Atanasoff), pero fue Ada Lovelace, la conocida como madre de la informática, la que creó el primer algoritmo procesado por una máquina ; o también Radia Perlman , cuyo trabajo hoy nos permite disfrutar de internet.
Por otra parte, también nos encontramos con las mujeres que trabajan o trabajaron en el campo de la ciencia y sus descubrimientos fueron esenciales para llegar a donde hoy en día nos encontramos. El caso de Rosalind Franklin en los últimos años ha comenzado a ganar el reconocimiento que se merece, la mujer responsable de importantes contribuciones a la comprensión dela estructura del ADN.  Todo el mérito se lo llevaron sus compañeros Watson y Crick, que se llevaron un premio Nobel y ni siquiera mencionaron a Franklin en su discurso (sin la ayuda de la cual posiblemente no habrían llegado a su descubrimiento)
¿Y qué nos dicen los libros de sociales de las mujeres que lucharon por sus propios derechos y libertad? En la historia de nuestro país destaca la política y abogada feminista Clara Campoamor. Cuando las mujeres eran una exagerada minoría en las universidades españolas, Clara consiguió hacerse un hueco y se licenció en derecho. Cuando ellas raramente ejercían, Clara trabajó como abogado y tramitó los primeros divorcios. Cuando las mujeres no existían en el Parlamento, ella entró en el hemiciclo defendiendo sus derechos. Cuando incluso había mujeres que no aceptaban el voto femenino, Clara Campoamor luchó por conseguirlo. 
Estas mujeres valientes, inteligentes y luchadoras para la historia son simplemente   “mujer de…” o “hija de…”. Pero no se nos puede reducir a eso, claramente no somos menos inteligentes o menos fuertes que los hombres. ¿Cómo se supone que debemos demostrarlo si cada vez que conseguimos algo se nos ignora completamente?




Vamos al teatro: " La crazy class"
















Hace unos días algunos alumnos y alumnas del centro asistieron a la representación de La crazy class , de la compañía L'om Imprebís, en el teatro Talia de Valencia.

Esta es la reseña que Lucía Gutiérrez y Lía Serrano hicieron de la misma.

Está en cartel hasta mañana, día 12 de Marzo. Aún estáis a tiempo de verla. Os gustará.



La “Crazy Class” es un homenaje al teatro, donde verás desde dentro lo que nunca puedes presenciar como espectador: las luces, los telones, los cambios de personajes, etc., de mano de Michel López, Santiago Sánchez, Carles Castillo, Carles Montoliu y Elena Lambao.
La acción se sitúa en un centro cultural en el que comienzan unas clases de teatro. En la obra, se plantean diversos temas: dónde termina el personaje y comienza el actor o cómo el teatro, siendo mentira, provoca sensaciones de verdad. Además aparecen las grandes escenas clásicas del teatro: Cyrano de Bergerac, La vida es sueño, Casa de muñecas, Romeo y Julieta y Hamlet.
A lo largo de la obra, el público descube las verdaderas razones por las que cada alumno se apuntó a las clases, ya que cada uno conecta con una obra.
En realidad, los alumnos solo son dos, que van cambiando de personajes conforme varían los complementos que se ponen, de manera que el espectador tiene la sensación de que en esa clase participan una docena de personas distintas con sus personalidades, sus tics, etc.



Nuestra impresión antes de ver la obra era diferente a cómo nos pareció tras verla. Nos llamó la atención la capacidad que tenían dos personajes de poder crear diez más cambiando únicamente de complementos. El personaje que más nos gustó fue Conchin, por su simpatía, gracia y porque todos conocemos y tenemos ese prototipo de persona en nuestras vidas. Además, el hecho de que lo encarnara un hombre hizo que fuese más divertido.

lunes, 6 de febrero de 2017

Ortografía 2

Escher
Los alumnos con mejores resultados en  la segunda prueba del concurso "Mejoro mi ortografía" de este curso son:

1º ESO A: Teo Anghel (16), Diyae Bouiyeb (13.5) / Vega Puchades y Julián Martínez (16.5)

1º ESO B: María Mezzotero (18.5), Natalia Martínez (17.5)

1º ESO Flex. : Vanesa Botella (11.5) Ramón Fernández (10.5)

2º ESO A: Lucía Zarzuela  y  Yaiza Gómez (17)

2º ESO B: Iris Martínez (19), Adahi Moliner (17,5)

2º ESO C:Hugo Martín (18,5), Tomás Lozano y Iker Pérez (17,5)

3º ESO A:  Elen Gasparyan (17.5), Sara Sampedro (15.5)

3º ESO B: Ana Martí y Alejandro Ruiz (15,5)

3º ESO C:Carmen Pérez (15,5), Miguel Alepuz y Adaya Castelló (13,5) 

4º ESO A: Laura Martínez (15,5), Daniel Cejalvo (13,5)

4º ESO  B: Gema Jiménez y Andrea Rodrigo (16.5)

1º BAC A:  Belén Ajenjo y Emilio Mezzotero (17.5)

1º BAC B: Noah Molina y Ana Sopromadze (18)

miércoles, 11 de enero de 2017

Hay palabras que son como un regalo, por supuesto, Mar.

Terminamos las clases en diciembre con la alegría de las inminentes y merecidas vacaciones, pasillos ruidosos, música navideña de Katie Melua y la esperanza de que se cumpliera el tópico y el 2017 fuera un feliz año nuevo.
Pero hemos empezado enero con lágrimas en los ojos y los corazones encogidos, los pasillos mudos, y El Cant dels Ocells para recordar a nuestra amiga, compañera y alumna Mar Pinar Pérez.
Mar, deberías saber que estos días, en unas clases excepcionalmentre silenciosas, echamos de menos tu sonrisa, tu buena educación, tu saber estar discreto, tu entrada alegre en el aula de matemáticas con la explicación casi siempre ya iniciada. ¡Ojalá pudiera volver a hacerte mala cara por llegar con retraso!
Otra dolorosa ausencia que se suma a una lista demasiado larga.

miércoles, 4 de enero de 2017

Entrevista a Alejandro Carrión


Entrevista realizada por Sara Pla y Sofía Martínez a Alejandro Carrión, de segundo de Bachillerato, por el curso que realizó este verano en la universidad de Castellón, gracias a una beca del ministerio. Ésta permite a alumnos de 4º de ESO y 1º de Bachillerato, con buenos resultados, acudir una semana a una de las universidades seleccionadas para realizar un curso de la actividad que seleccionen.


ENTREVISTADORAS: ¿Dónde fuiste a realizar el curso?

ALEJANDRO: Fui a la Universidad de Castellón a un campus científico, Jaume I de Castellón.

ENTREVISTADORAS: ¿Cómo te enteraste?

ALEJANDRO: Porque María José, la profesora de Física y Química, me dijo que me apuntara, ya que es una beca del ministerio y yo me apunté.

ENTREVISTADORAS: ¿Cuanto tiempo estuviste allí?

ALEJANDRO: Estuve una semana.

ENTREVISTADORAS: ¿Qué hacíais allí?

ALEJANDRO: En cada campus se hacían cosas distintas. Yo estaba en uno de informática y matemáticas; y hacíamos cosas relacionadas con ellas. Por ejemplo, un día hicimos videojuegos para móviles, otro día estuvimos jugando con robots, nosotros teníamos que hacer el programa y todo para manejar el robot.

ENTREVISTADORAS: ¿Cuánto te costó ir?

ALEJANDRO: Unos ochenta euros de matrícula y todo lo demás, la comida y el alojamiento, estaba pagado.

ENTREVISTADORAS: ¿Qué otros cursos tenías para elegir?, ¿ cómo los eliges?

ALEJANDRO: La elección de los cursos iba por nota, tú tenías que poner en la matrícula diez opciones de toda España de 10 universidades y en cada universidad había 4 o 5 cursos, y yo ,como primera opción, puse el que me tocó. La verdad es que tuve mucha suerte ya que tenía bastante nota y eso se elige por nota. Pero allí también había gente que estaba de reserva.

ENTREVISTADORAS: ¿Si te dijeran otra vez de ir otra vez harías el mismo curso?

ALEJANDRO: Haría otro si se pudiera, pero solo puedes ir una vez, en 4 de ESO o en 1º de Bachillerato y no se puede repetir.

ENTREVISTADORAS: ¿Te gustó? ¿Lo recomendarías?

ALEJANDRO: Si, mucho. Conoces a más gente y me gustó mucho la experiencia.

ENTREVISTADORAS: Vale, Alejandro, muchas gracias por tu tiempo y que vaya bien en segundo de bachiller.

ALEJANDRO: De nada y hasta la próxima. 





domingo, 27 de noviembre de 2016

Muere Marcos Ana, poeta y referente de la lucha por la democracia

¿Habéis oído hablar de Marcos Ana?, ¿Podéis imaginar estar 23 años en la cárcel?

Marcos Ana, poeta y comunista convencido, falleció hace unos días a los 96 años en Madrid. Fue el preso que pasó más tiempo en una cárcel franquista. Sufrió torturas en prisión, donde estuvo recluido durante 23 años, desde que tenía solo 19 hasta que, gracias a la entonces recién fundada Amnistía Internacional, fue liberado a los 42. Y siguió luchando por sus ideas. 
Su nombre real era Fernando Macarro. Nacido en Salamanca en 1920, se alistó en el bando republicano cuando estalló la Guerra Civil, después de tener que recoger el cadáver de su padre de entre los escombros de una casa destruida por la contienda. Durante la batalla se afilió al Partido Comunista. En 1939 fue detenido en Alicante por el bando franquista .Pasó por varias cárceles y compartió cautiverio con escritores como Antonio Buero Vallejo. Comenzó a aficionarse a la lectura con algunos libros que circulaban por el penal, clásicos españoles autorizados como Quevedo o Lope de Vega. Pero también logró hacerse con los versos prohibidos de Miguel Hernández  o Federico García Lorca.
Tras años de cautiverio, comienza a escribir. A los 33 años redactó su primer poema y adoptó como seudónimo los nombres de sus padres, Marcos y Ana. Sus versos logran traspasar, escondidos, los barrotes de la cárcel y se convierten en un símbolo de la lucha contra la dictadura. 
Uno de ellos, titulado Decidme cómo es un árbol, dio nombre a sus memorias. El poema habla de la soledad, de la vida en prisión, del aislamiento, de la represión. De cómo, tras tanto tiempo entre rejas, había olvidado la vida.


Decidme cómo es un árbol,
contadme el canto de un río

cuando se cubre de pájaros,

habladme del mar,

habladme del olor ancho del campo

de las estrellas, del aire.

Recitadme un horizonte sin cerradura
y sin llave como la choza de un pobre,

decidme cómo es el beso de una mujer,

dadme el nombre del amor

no lo recuerdo.

¿Aún las noches se perfuman de enamorados
tiemblos de pasión bajo la luna

o solo queda esta fosa,

la luz de una cerradura

y la canción de mi rosa?

22 años, ya olvidé
la dimensión de las cosas,

su olor, su aroma,

escribo a tientas el mar,

el campo, el bosque, digo bosque

y he perdido la geometría del árbol.

Hablo por hablar asuntos
que los años me olvidaron.
No puedo seguir:
escucho los pasos del funcionario.

*******************************
“El ejemplo de Marcos Ana: un arma cargada de futuro”, por  Alberto Garzón  y Esther López Barceló, en el diario Público. (extracto)



«La única venganza a la que yo aspiro es a ver triunfantes los nobles ideales de libertad y justicia social». Estas palabras describen el espíritu de un hombre que fue bautizado como Fernando Macarro y que, sin embargo, decidió cambiarse el nombre por el de su padre y madre: Marcos Ana. Tan bello gesto no fue un capricho sino una necesidad: había que evitar la censura franquista.

Marcos Ana nació en el seno de una familia de jornaleros y dejó los estudios con doce años para trabajar. Vivió sus años de infancia y juventud entre Ventosa del río Almar y Alcalá de Henares. Las duras condiciones económicas que protagonizaron sus primeros años de vida hicieron emerger su conciencia de clase, lo que a los dieciséis años le empujó a formar parte de las Juventudes Socialistas Unificadas. A tan temprana edad sufrió la conmoción del golpe de Estado y su compromiso político le llevó a participar activamente en el frente de Madrid para defender la legítima II República bajo el grito de «¡No pasarán!».

Durante los tristes años de la guerra perdió a su padre, asesinado durante un bombardeo de la Legión Cóndor, que era la ayuda aérea que Hitler envió para ayudar a Franco en su labor de aniquilación de la población civil española durante la Guerra Civil.
Marcos Ana fue también uno de los miles defensores de la democracia, de la legítima II República, que cruzó el país en marzo de 1939 para alcanzar el puerto de Alicante. Todas las fuerzas políticas democráticas y organizaciones sindicales que se habían enfrentado al golpe de Estado franquista se concentraron allí buscando la única salida viable ante la ya inminente victoria del fascismo. Como ocurre en la actualidad, entonces miles y miles de personas, familias enteras, se congregaron ante el Mediterráneo esperando zarpar hacia la paz.

Sin embargo, hace 77 años, el puerto de Alicante se convirtió en una cárcel de agua. Los esperados barcos no llegaron debido al bloqueo que realizaron los buques franquistas. Al final de la guerra Marcos Ana, como tantos otros, aún seguía en Alicante. Detenido por las tropas fascistas italianas, pasaría por los campos de concentración de Los Almendros y Albatera, del que consiguió escapar.

Sin embargo, toda España se empezaba a convertir en una gran cárcel, en un penal insaciable que cavaba fosas sin descanso. También estaba repleta de chivatos y espías franquistas. Así, un confidente de la policía le delató ante la policía franquista y fue detenido de nuevo. En efecto, tras la guerra civil nunca llegó la paz, sino la dictadura. Una dictadura que duraría 40 años, de los cuales Marcos Ana pasó 23 en la cárcel. La condena de un luchador por la democracia.

Sufrió la vida carcelaria de Porlier, Ocaña y Burgos, pasando por las torturas y vejaciones propias de la Dirección General de Seguridad, situada en la Puerta del Sol, símbolo de la represión del régimen y por cuyas ventanas lanzaron de una paliza a Julián Grimau para fusilarlo después completamente descompuesto. Sin embargo, la humanidad de Marcos se hacía patente en los momentos más duros, cuando a uno de sus carcelarios tras una agresión, le explicó: «lucho por una sociedad en la que nadie le pueda hacer a usted lo que usted me está haciendo a mí».
Sufrió dos condenas a muerte, una por su actividad política defendiendo la legitimidad democrática en la Guerra Civil y la segunda porque descubrieron su organización clandestina en la cárcel y por la cual le hicieron un Consejo de Guerra. En ese tiempo fue cuando Fernando Macarro se convirtió en el poeta comunista Marcos Ana, el poeta que animó con sus palabras y sus versos al resto de compañeros. En 1961 salió en libertad apoyado por una campaña de Amnistía Internacional . La presión internacional y nacional obligó a Franco a firmar la excarcelación de quien llevara más de veinte años en la cárcel, y fue así como Marcos Ana pudo llevar la lucha por la libertad de sus compañeros y su pueblo al resto del mundo.

Su vida ha seguido dedicada a la lucha por los valores de la democracia, la libertad y la justicia cimentadas sobre bellas convicciones comunistas que resumió en sus versos:


“Mi pecado es terrible;

quise llenar de estrellas
el corazón del hombre”

Marcos es uno de los referentes, héroes de la resistencia antifascista, a quienes debemos lo que hoy tenemos y también por lo que soñamos. El ejemplo de su vida nos enseña que cada derecho del que disfrutamos se ha construido sobre los ecos de las voces de miles de mujeres y hombres que lucharon para conquistarlos. También sobre las lágrimas y la vida misma de quienes lo dieron todo por una sociedad de justicia social/…/
Lo despedimos con sus propias palabras:​

"Yo tengo como consigna vivir para los demás. Es la mejor manera de vivir para uno mismo"

********************************

Mi casa y mi corazón”
(sueño de libertad)

Si salgo un día a la vida
mi casa no tendrá llaves:
siempre abierta, como el mar,
el sol y el aire.
Que entren la noche y el día,
y la lluvia azul, la tarde,
el rojo pan de la aurora;
La luna, mi dulce amante.
Que la amistad no detenga
sus pasos en mis umbrales,
ni la golondrina el vuelo,
ni el amor sus labios. Nadie.
Mi casa y mi corazón
nunca cerrados: que pasen
los pájaros, los amigos,
el sol y el aire.


miércoles, 23 de noviembre de 2016

Concurso "Mejoro mi ortografía": Resultados de la primera prueba de este curso.



Comenzamos de nuevo este año el concurso "Mejoro mi ortografía".
 La primera prueba -os recuerdo que son un total de cuatro y la final- la pasamos hace unos días . A continuación tenéis la relación de alumnos y alumnas con mejores resultados por grupo. 

A ver si el esfuerzo de todos consigue que prestemos cuidado a este aspecto de la escritura: os animo a que cada uno se proponga en serio mejorar  su nivel.




1º ESO A: Vicente Martínez y Vega Puchades (16.5) / David Belencoso (16)

1º ESO B: Cristina Romero (18) / María Mezzotero (17.5)

1º ESO Flex. : Sara Jadás (16.5) /  Vanesa Botella (15)

2º ESO A: Lucía Pardo (17.5) / Rocío del Campo y  Aitana Martínez (16.5)

2º ESO B: Naiara López y Alex Navarro (17,5)

2º ESO C: Eva Martínez (18) / María Morató (17,5)

3º ESO A: Celia Aguas Guillém (13) /Sandro Altalaguerri (13)

3º ESO B: Ana Martí (18) / Marco Juan (16,5)

3º ESO C: Lea Sadou (16), Adaya Castelló (15,5)

4º ESO A: Eva Moya (15) / Gabriel Luján (14,5)

4º ESO  B: Sara Fernández (17.5)/ Luz Castillo  y  Aitor Olaria (16.5)

1º BAC A: Claudia Aguas Guillém (19) / Belén Ajenjo Bauzá (18,5)

1º BAC B: Noah Molina y Lía Serrano (18,5)

martes, 25 de octubre de 2016

El tiempo pasa

Y afortunadamente el instituto sigue con vida. Año tras año damos la bienvenida a profesoras y profesores que no saben nada de ti. Llegan nuevas alumnas y alumnos que preguntan por qué la biblioteca lleva mi apellido. Lo que aquel día me parecía imposible y doloroso, volver a sonreír en la sala de profesores dirigiendo la mirada hacia "tu sitio", ya ha sucedido. Pero la ausencia sigue ahí, invisible para los ojos, importante para el corazón.
Núria.

lunes, 24 de octubre de 2016

Entrevista a María Soto Pérez, por Irene Martínez

Con esta entrada inauguramos una nueva sección en este blog: la dedicada exclusivamente al protagonismo de nuestros alumnos y alumnas.
La intención es destacar algunas actividades, participaciones, premios , experiencias, etc. del alumnado, tanto dentro como fuera del centro; a veces, son conocidas por muy pocos y, seguro, son de interés. 

Y la idea es que sean también los mismos compañeros los que se encarguen de darlas a conocer, así que os invito a todos a participar.

Hoy nuestra "reportera" es Irene Martínez, que ha entrevistado a María Soto para que nos cuente su experiencia, el pasado verano, en uno de los Campus Científicos.


                                                 ...............................................




    María Soto Pérez fue participante en el cursillo de verano de la ciencia que se realiza cada año en diferentes campus científicos de España, al cual van los alumnos que mejor nota media tienen. A ella le tocó ir a uno de los Campus Científico de verano de Murcia.


ENTREVISTADOR: Hola María cuéntanos un poco por qué decidiste apuntarte para ir al campus.
MARÍA: Mi profesora de física y química, Mª José, nos habló del campus y decidí apuntarme esa misma tarde.
ENTREVISTADOR: ¿Qué sentiste cuando supiste que te habían escogido para ir?
MARÍA: Al principio no me gustaba mucho la idea de ir al campus en verano, pero al final decidí ir y no me arrepiento de haberlo hecho.
ENTREVISTADOR: ¿Por qué solo cogen a los alumnos que tienen mejor nota media?
MARÍA: Porque se realizaban actividades que requerían un cierto nivel académico.
ENTREVISTADOR: ¿Al principio tenías un poco de miedo de ir o estabas decidida a que querías ir?
MARÍA: Al principio si que tenía miedo ya que no conocía a nadie y no sabía lo que íbamos a hacer.
ENTREVISTADOR: En el campus se realizan cuatro proyectos distintos, ¿qué proyecto te tocó realizar a ti?
MARÍA: A mí me tocó realizar el proyecto llamado “H2O, una molécula muy especial”.
ENTREVISTADOR: ¿Te gustó realizar este proyecto?
MARÍA: Al principio pensaba que no me iba a gustar ya que parecía el más aburrido de los cuatro, pero resultó ser el más divertido.
ENTREVISTADOR: ¿Cuánto tiempo estuviste en el campus?
MARÍA: Estuve una semana en la Universidad de Murcia.
ENTREVISTADOR: ¿Cómo fue tu día a día en el campus?
MARÍA: Al principio de la semana fue un poco duro pero conforme iba avanzando la semana nos lo pasábamos mejor y disfrutamos mucho con el proyecto.
ENTREVISTADOR: ¿Cómo eran tus compañeros?
MARÍA: Muy divertidos, hicimos mucha amistad en tan poco tiempo.
ENTREVISTADOR: ¿Y los profesores?
MARÍA: Muy divertidos y aprendimos mucho gracias a ellos.
ENTREVISTADOR: ¿Al final del campus cómo te fue con tus nuevos amigos?
MARÍA: Muy bien, seguimos manteniendo contacto y ya hemos quedado para el año que viene.
ENTREVISTADOR: ¿Estabas triste cuando llegó el momento de irte?
MARÍA: Sí, mucho, ya que en una semana hicimos gran amistad conviviendo juntos, fue genial.
ENTREVISTADOR: Esto es todo, muchas gracias María.




"Palabras" , de Jesús Marchamalo y Mónica Gutiérrez Serna

Me gustan las palabras.
Me gusta bajar por la mañana a comprarlas,
a elegirlas una a una, como si fueran albaricoques maduros.
/.../
Me gusta atesorarlas.
pero también dejarlas escapar, a veces, como si no fueran mías.

Hay decenas de miles de palabras. Puede que más.

Palabras construidas en chapa,
que suenan como el óxido al decirlas, esqueje;
o con madera, tacón.

Palabras recortadas en papel cebolla, sílfide o liminar;
y palabras bastas como una tela vieja: lomera, bayeta, batanar...
Hay palabras que hay que masticar
como si tuvieran nervios: duplicar, irreversible.
/.../
Tengo una amiga a quien le gustan las palabras con hache intercalada.
Le gusta almohada, barahúnda o alhacena.
La hache intercalada es como una espina,
y hay que tener cuidado para que no se te clave en el cielo del paladar.

A Octavio Paz le gustaba la palabra nube;
a Borges, cristál o ámbar;
y a Valle-Inclán le divertía cursi, que suena delgada y blanda,
como un globo de chicle.

Definitivamente, me gustan las palabras.
Me gusta, a veces, verlas en los escaparates, elegantes como actrices de revista.
Y me gusta, también, recogerlas del suelo, húmedas como un guante olvidado,
y limpiarles el barro de la manga.
/.../


Todas las palabras anteriores, esos enunciados que suenan a verso, las podéis encontrar - y completar- en este libro:



Se trata de un texto precioso de Jesús Marchamalo que nos invita a pensar en la sonoridad de las palabras, en sus connotaciones, en su valor, en lo que encierran o sugieren, en cómo debemos cuidarlas. Las ilustraciones de MO Gutiérrez Serna, en un estilo muy actual, completan esta cuidada publicación de ediciones KALANDRAKA, que ya ha tenido diversos reconocimientos, como el de ser distinguido por el Ministerio de Cultura como 2º Premio Nacional a los Libros Mejor editados en 2014.

En un tiempo en que las palabras se desvirtúan, se banalizan, se usan demasiado frecuentemente de  manera grosera o hiriente, este libro nos propone mimarlas, limpiarlas de barro, atesorarlas; nos invita a servirnos de ellas con respeto y cariño.



sábado, 22 de octubre de 2016

Tres poemas de "Hola mi amor, Yo soy el Lobo... y otros poemas de Romanticismo Feroz"



Acaba de reeditarse "Hola, mi Amor, Yo Soy el Lobo... y otros poemas de Romanticismo Feroz", antología de Luis Alberto de Cuenca, que fue publicada por primera vez hace ocho años y que hoy se encontraba agotada.
Es una bonita edición de Reino de Cordelia, con ilustraciones del coautor de la misma, Miguel Ángel Martín, que ha realizado unas sencillas ilustraciones próximas al estilo poético del autor.       
En ella está incluida la canción Caperucita Feroz, que escribió para Javier Gurruchaga y la Orquesta Mondragón y cuyos dos primeros versos dan título al libro, y también uno de sus poemas más conocidos , El desayuno, que seguro os gustará.

  EL DESAYUNO
Me gustas cuando dices tonterías,
cuando metes la pata, cuando mientes,
cuando te vas de compras con tu madre
y llego tarde al cine por tu culpa.
Me gustas más cuando es mi cumpleaños
y me cubres de besos y de tartas,
o cuando eres feliz y se te nota,
o cuando eres genial con una frase
que lo resume todo, o cuando ríes
(tu risa es una ducha en el infierno),
o cuando me perdonas un olvido.
Pero aún me gustas más, tanto que casi
no puedo resistir lo que me gustas,
cuando, llena de vida, te despiertas
y lo primero que haces es decirme:
«Tengo un hambre feroz esta mañana.
Voy a empezar contigo el desayuno».

                   DNA

DNA o ADN, poco importa
si en castellano o inglés: el caso
es que me muero por tus proteínas,
por tus aminoácidos, por todo
lo que fuiste una vez, cuando tus padres
vinieron de cenar algo achispados
y, después de tirar de la cadena,
hicieron una nueva con tu nombre,
con tus curvas y con tus fantasías.
Dame una foto de tu DNA
tamaño DNI, que me retuerzo
de ganas de mirarla a todas horas.


   VAMOS A SER FELICES

Vamos a ser felices un rato, vida mía,
aunque no haya motivos para serlo, y el mundo
sea un globo de gas letal, y nuestra historia
una cutre película de brujas y vampiros.
Felices porque sí, para que luego graben
en nuestra sepultura la siguiente leyenda:
"Aquí yacen los huesos de una mujer y un hombre
que, no se sabe cómo, lograron ser felices
diez minutos seguidos."