domingo, 21 de mayo de 2017

Algunos poemas de ADA SALAS



Ada Salas es una de las voces más valoradas de la poesía española actual. Sus poemas -en verso libre, muy breves y depurados, de sintaxis sencilla y vocabulario selecto- buscan la esencialidad, sugerir más que decir, dar la palabra al silencio. Basta leer el  primer poema, A qué lugar me llevaré a buscarte - que parte de la experiencia de la muerte del padre- para percibir esto y valorar su enorme capacidad expresiva.
“El poema no es la llama, sino la cicatriz de la gozosa quemadura de un conocimiento nuevo”


A qué región me llegaré a buscarte
ahora que reposas a mi lado
en forma de deseo
hombre
cuya belleza apenas
conocía. Cada día me ciñe
su cilicio de ausencia.
Me has herido de vida desde toda
tu muerte
y no hay sueño bastante a tu vacío.
Hay libros que se escriben sobre la carne misma.
Son esas cicatrices que nos hablan
y sangran
cuando el tiempo se rinde a su derrota
un puñado de signos que apenas
comprendemos

y eran el beso intacto de la vida.
….
Tiene la tarde un gesto de caballo
sorprendido en carrera. La estación
se descalza y ofrece
tulipanes abiertos
rojas resurrecciones efímeras.

Debe ser esto el tiempo:
el azar o la huida.

Tuyos son la mirada
y el canto

el hambre con que amo
la doliente
pequeñez de las horas

todo

lo que habita la vasta sucesión de tu ausencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario